Adopcion

Escrito por at 17:55 en La Adopción

¿Qué se imaginan los niños adoptados?
Como ya vimos, los niños adoptados se enfrentan a preguntas básicas para las cuales no siempre hay una respuesta veraz y realista. Su propia imaginación les da respuestas a estas interrogantes, y estas conforman un grupo de fantasías muy frecuentes de encontrar en los niños adoptados. A los adultos pueden parecemos descabelladas o pueden ser objetivamente equivocadas, pero
para ellos tienen valor de realidad. Muchas de estas ideas fantasiosas están en la base de los comportamientos de los niños. Conocer estos pensamientos nos permite interpretar de una manera más adecuada algunas conductas que de otro modo quedan sin explicación y pueden generar mucho sufrimiento.
El origen básico de estos pensamientos es la necesidad de responderse a sí mismos la frecuentemente incontestable pregunta de: ¿por qué me dieron en adopción? Las respuestas que los niños se dan a esta pregunta varía según la etapa del desarrollo, de su nivel de comprensión y de la información confiable que tengan. Generalmente, las respuestas ponen la “culpa” en factores que no dependen de los padres biológicos, sino en ellos mismos o en terceros.
Una de las ideas más frecuentes que encontramos es que existiría algo malo en ellos que explicaría el abandono de sus padres biológicos. A veces lo malo lo adjudican al sexo (“si hubiera sido varón no me hubieran dado”), a algún defecto físico -cuando existe- o a algún rasgo físico o de comportamiento (“yo era muy llorón”). El tener este tipo de pensamiento puede generar dificultades muy importantes en la elaboración del autoconcepto. No es buena cosa elaborarlo sobre la base de una noción muy primaria de defecto, de falta tan importante que hizo que sus padres no lo quisieran. Incluso algún trastorno en la identidad sexual puede tener como antecedente inmediato la idea de tener el sexo no valorado, el sexo desechable. No es infrecuente la idea de haber sido robados. Es como si esta respuesta los defendiera del dolor del abandono voluntario. Si además fantasean con la idea de que los “ladrones” son sus padres adoptivos, la relación puede complicarse mucho.
Otras fantasías tienen que ver con las características de su familia de origen: estas recorren una gama muy amplia que va desde la creencia de pertenecer a una familia jerárquica, real, hasta a una familia de enfermos mentales o de criminales.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.