Adopciones

Escrito por at 18:01 en La Adopción

¿Quienes fueron mis padres biológicos?
Saber quienes somos es lo que nos permite crecer lo suficiente como para relacionarnos de manera saludable y confiada con nosotros mismos y con quienes nos rodean.
Conocer nuestros orígenes, saber a qué grupo humano pertenecemos, reconocernos en otros, son factores que favorecen de gran manera la elaboración de la identidad personal. El deseo de saber y conocer sobre su pasado y no poder satisfacerlo es en algunos niños y adolescentes un motivo importante de sufrimiento emocional que se expresa de manera variada. Aparecen diferentes sentimientos asociados con esta realidad, culpa y miedo porque esta curiosidad pueda hacer sufrir a los padres adoptivos; rabia porque alguien les robó su pasado; dolor y ansiedad por buscar sin poder encontrar.

Clásicamente las leyes de adopción han establecido el secreto sobre la identidad de los padres biológicos en un intento de protegerlos a ellos, a los adoptantes y al niño. La realidad ha mostrado que esta actitud no siempre protege sino que en algunos aspectos hace daño. Sin embargo, muchas resistencias se alzan contra la postura de lo que se puede llamar “adopción abierta“. Muchos argumentos parecen razonables, y seguramente algunos aspectos de la adopción podrían complicarse. Sin embargo, uno de los argumentos en contra más habitual por parte de los padres adoptivos parece no tener fundamento real. Las investigaciones sobre el tema han demostrado que el conocer la verdad sobre el origen y compartir información entre padres e hijos adoptivos no solamente no estropea la relación afectiva que los une, sino que por el contrario parece fortalecerla. Los niños respetan más a sus padres por decirles la verdad y confían mucho más en ellos. La verdad una vez más favorece las relaciones y la confianza básica entre personas.
Querer conocer sobre los padres biológicos no significa querer abandonar a los sustitutos. El deseo de conocer y la búsqueda de los padres biológicos no debe ser interpretada por los padres adoptivos como un rechazo o una amenaza hacia ellos. Querer conocer su origen no significa querer abandonar su hogar ni su familia.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.