Tratamiento

Escrito por at 4:30 en El niño hiperactivo

Medicación:
El tratamiento incluye diferentes abordajes dependiendo de cada caso, pero es casi inevitable que el primer y fundamental paso terapéutico sea la medicación. Existe una medicación específica para estos casos (metilfenidato) que si bien no es curativo, corrige los síntomas más molestos: aumenta la capacidad de prestar atención y disminuye la hiperactividad y la impulsividad con lo que consecuentemente mejora el rendimiento general y la integración familiar y social del niño.
Esta medicación, como todas, tiene indicaciones y contraindicaciones, por lo que insistimos en que sólo deberá ser prescrita por psiquiatras, luego de una correcta evaluación y haciendo controles periódicos de la misma.
Cuando está indicada, la medicación es un aliado valiosísimo pero, ella sola no lo es todo. Es cierto que pone al niño en mucho mejores condiciones para funcionar de manera adecuada, pero no le enseña estrategias de aprendizaje ni códigos sociales, no remueve todas las consecuencias emocionales existentes, ni tampoco corrige los trastornos psicomotrices y de aprendizaje asociados a ella. Tampoco enseña a padres y maestros los estilos de manejo más adecuados para ayudar a ese niño. Lo más aconsejable entonces es asociar la medicación con otros tipos de tratamiento que deben incluir al niño y su entorno (padres y maestros).
b) Trabajo individual con el niño:
De acuerdo a cada caso se elegirán las estrategias de tratamiento necesarias y posibles para cada niño. Las más frecuentes y útiles son el entrenamiento en autocontrol, en resolución de problemas y habilidades sociales. Cuando es necesario deben recibir también atención por las consecuencias emocionales que ha determinado el trastorno.
c) Trabajo con los padres:
Típicamente la situación del entorno que rodea a un niño hiperactivo suele ser bastante conflictiva. Si siempre es difícil criar y educar a un hijo, el hacerlo con un hijo hiperactivo plantea dificultades adicionales muy exigentes. El estrés familiar, en estas situaciones, es grande y los padres en algún momento empiezan a pensar, sentir y hacer cosas que, si bien entender, no son el mejor camino para ayudar a su hijo a aprender a controlarse.

d) Trabajo con los maestros:
Igual que para los padres, tener un niño hiperactivo en una clase es un desafío extra muy importante para los maestros. Significa, en muchos casos, un estrés difícil de tolerar. Es frecuente que los maestros respondan a las dificultades del niño DA/H poniéndose más autoritarios y severos. La frustración puede darle un matiz negativo a la interacción, disminuyendo aún más la motivación y la autoestima del niño. Esta situación frecuente, y no imputable a la mala voluntad de los maestros, es altamente indeseable ya que el lograr una relación adecuada con el niño hiperactivo no sólo mejora el rendimiento académico y la integración social en el corto plazo, sino que sus efectos se prolongan en el tiempo, significando muchas veces un punto de viraje en la vida del niño.
La actitud de la maestra, cómo organice la clase, cómo estructure el salón y el tipo de relación que entable con el niño DA/H no lo va a curar; podrá sí hacer que el niño tenga experiencias de éxito y de aceptación (quizás las primeras de su vida), que incorpore estrategias de trabajo que faciliten su rendimiento y que se vuelva más consciente de sus características y que sepa cómo corregirlas.
Los niños DA/H son tan potencialmente adorables como cualquier niño. Sin embargo, las características propias de su padecimiento pueden hacerles creer a ellos mismos y a los demás de que no lo son. La intervención precoz eficaz marca una diferencia sustancial en la evolución del cuadro y en el crecimiento de ellos como personas.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.