Alimentacion bebe

Escrito por at 18:34 en La Higiene

Normas de alimentación
Una vez que el niño abandona la lactancia exclusiva (alrededor del 3.°-4.° mes de vida), sus necesidades en vitaminas, oligoelementos (minerales) y sustancias orgánicas se hacen cada vez mayores.
Hacia el 6.° mes, el niño come alimentos muy variados, ya que su sistema de deglución y digestión así lo permite. Las innovaciones que paulatinamente se introducen en su dieta no siempre son bien toleradas por el niño, al menos desde un punto de vista psicológico. La medida a tomar en estos casos consiste en incluir poco a poco el nuevo alimento o en mezclarlo con otros que el niño ya se ha acostumbrado a ingerir.
La hora de la comida es también un momento esencial en el aprendizaje de una serie de pautas sociales. Del biberón ha de pasarse a la cuchara, y esto no siempre es fácil. Los padres han de armarse de paciencia y nunca han de renunciar a que el niño aprenda habilidades nuevas. Hay que tener en cuenta que, aun cuando al principio rechace los sabores nuevos, el niño terminará por aceptarlos si están gustosamente cocinados.
Por otra parte, el momento de la alimentación debe estar rodeado de condiciones placenteras. Los platos han de ser lo más variados posible y agradables a la vista. No obstante, tampoco es cuestión de sobrevalorar más de lo debido el momento de la comida, pues ello provocaría hábitos inadecuados. Lo importante, en todo caso, es tener presente que el niño se alimenta normalmente menos que el adulto, por lo que no deben exagerarse las cantidades suministradas, ni obligar al pequeño a comer cuando manifiesta no tener apetito.
Ningún niño psíquicamente normal deja de comer si tiene apetito. Es una considerable ventaja con respecto al adulto. Si un niño rechaza el alimento y dirige su interés hacia otros sectores del medio que lo rodea, no se debe forzarlo a que coma. Lo que sí es importante es inculcarle que cuando sienta ganas de comer aproveche aquellos alimentos capaces de satisfacer realmente sus necesidades vitales.
En este sentido, son especialmente recomendables los productos lácteos ligeramente azucarados (yogur de frutas, natillas, etc.), la fruta fresca y cruda y los alimentos ricos en hidratos de carbono (galletas, pan). Las golosinas, tan apetecidas por el niño, deben administrarse con cierta prudencia, ya que, por lo general, están completamente desprovistas de cualquier aporte vitamínico y contienen grandes cantidades de azúcar.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.