Accidentes de niños

Escrito por at 22:32 en Daños causados

DAÑOS CAUSADOS POR EL NIÑO

Repertorio de los daños posibles
A fin de dar un tratamiento lo más ajustado posible a las cuestiones legales relativas al niño, hay que proceder en primer lugar a la delimitación de la edad del sujeto infantil. En este apartado se tratará únicamente de los daños que pueden producir determinados actos realizados por niños comprendidos entre los 0 y los 8 años.
Tales actos, desde luego, pueden ser de muy variada índole, y sus resultados pueden presentar una gran diversidad. No obstante, vale la pena destacar que se está, en gran medida, ante supuestos cuyo resultado desborda a su propio autor, quien, falto de un completo uso de razón, no es capaz todavía de prever la magnitud del daño que puede desencadenar su acto.
Conviene recordar que los niños son seres inimputables a los que hay que educar y a los que, permanentemente, se han de ofrecer sólidas lecciones de civismo para que se desenvuelvan en la sociedad lo más cómodamente posible. La diligencia de un buen padre de familia hace imprescindible la estrecha vigilancia del niño, con el objeto de evitar que efectúe actos dañosos. Al mismo tiempo, es necesaria una intensa labor educativa, que advierta constantemente al niño de los potenciales peligros a los que se puede ver abocado por determinados actos, que son susceptibles de producir un daño material o físico a sí mismo o a terceros.
Elaborar una lista exhaustiva de los actos que puedan acarrear daños, o de los posibles daños que pueden resultar de los actos de un niño, es, si no imposible, realmente difícil y extenso.
A título de ejemplo, pueden citarse los siguientes casos: roturas de cristales por impacto de piedras o de pelotas que han sido arrojadas; lesiones producidas en juegos con objetos peligrosos como cañas, cristales, hierros, dardos, flechas, etc.; caída de objetos contundentes desde el balcón a la calle, y un sinfín de ejemplos que harían interminable esta lista.
La magnitud de los daños es realmente imprevisible. Piénsese, tan sólo, en la diferencia que hay dentro de un mismo acto como el arrojar un objeto contundente desde el balcón, si el objeto se precipita contra un transeúnte o se estampa contra la acera.
Por todo ello, son los padres quienes, en tanto que responsables de los actos de sus hijos, tienen que vigilarles constantemente; pues se trata de evitar, en la medida de lo posible, la realización de actos peligrosos para personas o bienes.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.