Juegos de cumpleaños

Escrito por at 12:42 en Festejar cumpleaños

Los juegos tradicionales y las propuestas que surjan espontáneamente son posibilidades que no debemos descartar, pero no hay que confiar demasiado en la improvisación. Cuantas más cartas guardemos en la manga, mucho mejor. Por si acaso.

■ Los superdetectives. Se forman dos equipos, que tienen que encontrar las golosinas escondidas en la habitación por un adulto, que debe ir dándoles pistas.
■ Con música. Hay que colocar sillas en el centro, una menos que el número de niños y, cuando pare la música, todos a sentarse; el que no lo consigue, queda eliminado. Otra variante consiste en bailar con una melodía muy rítmica; al cesar, deben pararse en seco. Queda fuera del juego aquel que se mueva, aunque sólo sea un poquito.
■ La papa caliente. Situados en círculo, hay que pasar rápidamente una papa cruda de mano en mano. Se va eliminando al que la tenga en la mano cuando suene un inesperado silbato.
■ Mostrar habilidades. Deben descalzarse y colocarse sobre cada dedo gordo del pie una moneda de un peso o un caramelo. El objetivo es caminar cuatro metros con la moneda en su sitio. Si lo consiguen se quedan con los objetos.
■ Pío, pío. Deben sentarse formando todos una ronda. Uno de los niños permanece en el centro con los ojos vendados y debe sentarse en las rodillas de algún compañero, quien dirá en ese instante “Pío, pío”. Si lo reconoce por la voz, pasa a ocupar su lugar. ■ Con sorpresa. Hay que introducir unas cucharaditas de harina y alguna chuchería dentro de unos globos. El que logra alcanzarlo y romperlo, sin utilizar nada punzante, se queda con la sorpresa. También se puede colocar un regalito en botellas vacías de plástico y jugar a los bolos con una pelota. El que los derriba se gana su contenido. ■ Pegamento mágico. Un chico situado en el centro de la habitación representa a una gran gota de pegamento y debe ir saltando e ir capturando a los demás. Aquel a quien logre tocar con cualquier parte del cuerpo queda pegado para siempre. Ambos deben perseguir al resto de sus compañeros, sin separarse en ningún momento, e ir saltando y en-
cadenándose hasta que todos queden atrapados.
■ ¡A transformarse! Los niños más grandecitos, o un adulto, deben sugerir a los pequeños que se transformen en determinados objetos: una flor, un ciempiés, un sandwich de varios pisos.
■ Protagonistas. Si se cuenta con video en casa, puede hacerse una filmación de la fiesta y verla todos juntos al final.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.