La separacion

Escrito por at 20:45 en Divorcio

Si bien tu separación fue “civilizada”, reconoces que hubo un antes y un durante que influyeron en el resultado. Cuando se desencadenó el conflicto, el orden y armonía que existían en tu hogar fueron reemplazados por agravios, peleas, reproches, creando un clima familiar adverso. Quizás, alguna observación inoportuna provocó que la balanza con que tus hijas pesaron la separación de sus padres se inclinara a tu favor. Si bien ellas están en edad de emitir juicios, pueden tener una visión distorsionada de los hechos y por eso “suponen” haber perdido el amor a su papá, a quien antes amaban y, como consecuencia, se niegan a verlo. Los motivos que invocan no son reales y con su actitud están provocando un conflicto que puede malograr un buen acuerdo y transformarlo en litigio. Este es un final que no deseas ni puedes permitir. El derecho del padre de visitar a sus hijos menores después de la separación es irrenunciable. Dada la actitud de las nenas, es necesario que apliques toda tu sabiduría para explicarles que en toda separación no hay un solo culpable y que también su mamá tuvo que ver en ella y que tampoco influye en el amor que, como padres, siempre tendrán por ellas. Prueba sugerirles que se acerquen a su papá por el bien de todos, para darle la oportunidad de poder demostrarles lo mucho que las quiere. Finalmente, pídeles que lo hagan por mamá, y si no lo logras, conversa con tu ex con el fin de buscar juntos apoyo psicológico para la familia. No es saludable para las chicas coaccionarlas para forzar un encuentro no deseado. Tus hijas son bastante grandecitas y, con ayuda profesional adecuada, no tardarán en darse cuenta de la situación y así podrán desbloquear el muro que construyeron para excluir a su papá. Un poco de tiempo y comprensión de parte de todos les permitirá llegar a un buen desenlace.
Con respecto a la garantía que te exige tu ex, aunque la aceptes, es imposible avalar una obligación de hacer cuando debe ser cumplida personalmente por un tercero. Por otra parte, no olvides que las cuestiones conexas al divorcio, como la tenencia de las niñas, la cuota alimentaria, etc., están siempre abiertas a modificaciones. En conclusión, no pierdas la oportunidad de concretar el acuerdo si puedes hacerlo.su

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.