Perder el embarazo

Escrito por at 13:22 en Perdida de embarazo

Dolor y disminución de la autoestima
La opinión generalizada considera que la mujer se repone muy pronto de este percance, tanto física como psicológicamente. Incluso quienes comprenden la destrucción afectiva que supone uní maternidad frustrada creer que la afectada puede sobre ponerse con facilidad. “Sin embargo, la superación de pende de muchos factores -afirma la psicóloga María Peiro-. Existe una línea di visoria entre la primeriza y 1a que ya tiene hijos. Para la primera representa, además de la tristeza natural, una disminución de su autoestima, al no-ser capaz de pasar la prueba de la maternidad. La segunda, que ya ha demostrado que ha cumplido su papel, no suele experimentar una reducción de su estima personal, pero sí un dolor más profundo por la pérdida afectiva, cuyo alcance ya conoce por el cariño a otros hijos.”
La mayor parte de las interrupciones espontáneas de la gestación tiene lugar durante el primer trimestre. Aunque en ese tiempo la mujer está más pendiente de sí misma y de los cambios que experimenta que del futuro niño, en el caso de la primeriza ha quedado claro algo fundamental: es capaz de quedar embarazada. Cuando pierde el que podría haber sido su primer hijo, se cuestiona si va a lograr quedar embarazada otra vez y, por lo tanto, se cuestiona su función como mujer. Empieza a cobrar una gran relevancia el ¿podré?, ¿no podré? Algo que ella vive como un reto frente a su propia pareja, a sus padres (sobre todo, su madre), frente a la sociedad y principalmente frente a ella misma. Ahora racionalizamos mucho más las cosas y valoramos más el ser persona, el desarrollo profesional…, pero en el fondo sigue latente la asociación del binomio mujer-madre.
El sentimiento de culpabilidad hace acto de presencia. Ella cree que, si se hubiera cuidado mejor, si hubiera dormido más, si hubiera evitado conducir tanto…, no le habría pasado. Se hace responsable no sólo porque ha perdido algo propio, sino también porque era un proyecto de su pareja, algo común cuya viabilidad le competía sólo a ella.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.