Las feromonas

Escrito por at 0:41 en la pareja

Las feromonas, ¿afrodisíacos naturales?
Las feromonas existen en diversas especies animales, tanto vertebrados como invertebrados. Son mensajeros químicos que sirven para la comunicación entre sujetos de la misma especie. Se trata de secreciones que actúan como señal y provocan reacciones sexuales luego de ser olidas o probadas. Podemos citar como ejemplo las secreciones vaginales de la mona rhesus, que se han identificado químicamente como ácidos alifáticos de cadena corta y que son causa de estimulación sexual en los machos de la especie. Hay indicios de que también los seres humanos emiten y reaccionan ante ciertos olores. En este sentido, es significativo que procuremos hacer desaparecer todos nuestros olores corporales naturales y los sustituyamos por perfumes que contienen sustancias -como el almizcle- que en otras especies sirven de estimulantes sexuales.
Los humanos también las segregamos
Algunos datos nos informan que los humanos también segregamos feromonas. En nuestro organismo existe un conjunto de glándulas denominadas “apócrinas” que se consideran no funcionales. Sin embargo, en otras especies, estas glándulas están vinculadas a la producción de feromonas. El prepucio del varón y los labios de la vulva de la mujer contienen glándulas que producen secreciones olorosas. En una experiencia de laboratorio se obtuvieron muestras de secreciones vaginales de 50 mujeres jóvenes y se demostró que contenían ácidos alifáticos, las mismas sustancias que producen atracción sexual en el mono rhesus. La presencia de estos ácidos alcanza su nivel más alto en la parte media del ciclo femenino, en la época de mayor probabilidad de embarazo. Es interesante destacar que el incremento de dichas sustancias no se produce en las mujeres que han suprimido la ovulación por el uso de anticonceptivos orales. Queda demostrado que la secreción de las mismas está relacionada con la ovulación, aunque aún no sabemos cuál es la importancia que ellas tienen en la especie humana. Por otra parte, un equipo de investigadores británicos aisló una feromona sexual del sudor del hombre. Esta sustancia, concentrada, huele como aceite de sándalo que, como se sabe, se usa con frecuencia en perfumes. Según estos investigadores, las feromonas producen un olor que atrae a las mujeres.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.