Cansancio post parto

Escrito por at 20:10 en Consejos

A partir de ahora deberás acostumbrarte a dormir poco y descansar mucho: hazte a la idea. Una vez que llegues a casa con el bebé en brazos iniciarás una nueva etapa en la que experimentarás sensaciones muy intensas y positivas, todas ellas centradas en tu hijo, pero también vas a enfrentarte a un buen número de responsabilidades: procurar el bienestar del recién llegado sin desatender al resto de la familia, y también el tuyo propio, para recuperarte del parto. Cada vez que le mires, profundamente dormido en su cunita, te sentirás tan feliz que olvidarás lo agotada que estás. No lo hagas, y descansa, porque esas horas de sueño que él te roba os hacen mucha falta a los dos.
EL CANSANCIO:
La falta de sueño es algo muy común en las mujeres que acaban de dar a luz, y sus causas son varias: la adaptación a la nueva situación, el descenso hormonal, el sentimiento de responsabilidad,… aunque todas ellas se resumen en una: el cansancio, al que todas las anteriores contribuyen y al que se suma el desgaste físico del parto. Aunque algunas madres se sienten eufóricas nada más dar a luz y se muestran incapaces de conciliar el sueño, lo normal es que en estos primeros momentos se tengan ganas de descansar y dormir. Es lógico, si tenemos en cuenta, por un lado, que el trabajo de parto es enormemente fatigoso (se calcula que el esfuerzo realizado equivale a una marcha de 25 kilómetros), pero también que en las últimas semanas de embarazo la falta de sueño es muy frecuente. Además de las típicas molestias que pueden ser motivo suficiente para alterarlo, parece ser que durante este período y en el del posparto se produce una pérdida de sueño REM, es decir, se acorta la fase de sueño profundo, aquél que permite un mejor descanso.
Una vez que, tengas a tu hijo, seguramente caerás rendida y dormirás como una bendita al menos durante unas horas. Al bebé le ocurre otro tanto de lo mismo. Mientras dure vuestra estancia en el hospital, descansará plácidamente casi todo el tiempo. Una vez en casa, te sorprenderá cuando la primera noche se despierte más a menudo de lo que esperabas. “¿Cómo es posible?”, os preguntaréis, “¡si en el hospital siempre estaba durmiendo!”.
Su llanto no va a ser lo único que te impida conciliar el sueño. En los primeros días después de dar a luz, recibirás otra visita inesperada: la de los entuertos, unos dolores que pueden ser más o menos intensos (lo son más en las mujeres que ya han tenido hijos), y que son causados por las contracciones del útero, que “regresa” a su tamaño original. A todo ello se suma el déficit estrogénico, otra circunstancia que se ha relacionado directamente con el insomnio: concretamente la progesterona, hormona que incita al sueño, desciende tras el parto.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.