La Dislexia en niños

Escrito por at 17:29 en La familia y educacion

La Dislexia:
¿se relaciona con la depresión?
Estre trastorno del aprendizaje puede tener variadas causas, y la depresión que muchas veces presentan los chicos disléxicos puede ser causa o consecuencia de sus limitaciones.
Dentro de los trastornos del aprendizaje se encuentra la dislexia, afección que se refleja en problemas para el reconocimiento de los símbolos gráficos, leídos o escritos, y que generalmente presenta problemas de inmadurez cerebral, trastornos motrices (torpeza para los movimientos finos como abrocharse   ft un botón o, por supuesto, escribir) y problemas de personalidad -especialmente en la esfera del estado de ánimo-.
Los niños que padecen dislexia, sin embargo, tienen un nivel de inteligencia absolutamente normal en otras áreas. Si bien son muchas las causas que pueden dar origen a este trastorno (enfermedades del desarrollo u hormonales y trastornos lesiónales cerebrales, entre otros), en la mayoría de los casos no aparecen causas francamente determinantes. En este marco, lo que resulta fundamental remarcar es que la mayoría de estos niños presentan un cuadro depresivo asociado.
Claro que es muy difícil determinar -como en el problema del huevo y la gallina- si el cuadro depresivo es primario o se desarrolla secundariamente ante las enormes dificultades del niño para progresar en la escuela.
Piense Ud. en un niño de inteligencia normal y en ocasiones incluso superior, que se encuentra imposibilitado de competir con sus compañeros en la lecto-escritura, que será acusado por sus padres de no poner voluntad para estudiar, cuando no incomprendido por sus propios maestros que califican toda su actividad a través de la lecto-escritura sin darse cuenta que el niño puede aprender y desarrollarse perfectamente en otras áreas. Sólo las madres, que se dan cuenta de la inteligencia de sus hijos, saben lo que éstos sufren y las fobias que desarrollan, que en muchos casos terminan con una depresión secundaria crónica realmente difícil de revertir. Sin embargo, en otros casos, la depresión es previa o con-
cúrrente con la dislexia, pero aunque sea tratada, mejoran el estado de ánimo y la actitud del niño, pero no el problema disléxico que lo único que necesita es comprensión y, por supuesto un tratamiento, reeducativo especializado, que estimule el aprendizaje desarrollando su capacidad innata y generalmente excelente para otras tareas que no tengan que ver con la lecto-escritura, y evitando la calificación de sus tareas por la calidad de su letra o la fluidez de su lectura.
Pero creo que un ejemplo, aunque algo antiguo, demostrará mas gráficamente el problema de la incomprensión docente.
Recuerdo hace algunos años, a una madre desesperada ante la inminencia de los exámenes de fin de año a que someterían a su hijo, dado su mal rendimiento durante el período escolar en el área de lecto-escritura. El niño, astuto e inteligente, tenía un problema disléxico realmente grave. Entonces hablé al médico del pueblo del niño y le pedí, explicando el problema, que le enyesara el brazo derecho. Llegó el día del examen y la maestra, lamentando el “esguince” sufrido por el “pobre chico” no tuvo más remedio que examinarlo en forma oral resultando el examen aprobado brillantemente.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.