Sintomas de la meningitis

Escrito por at 0:28 en La salud en el niño

Meningitis:
¿Sabes reconocerla?

Ésta es una patología infecciosa muy serla que puede curarse totalmente si se detecta a tiempo. Por eso es importantísimo que sepas cómo se manifiesta.
Hace un par de años se desató una auténtica alarma en toda España: se registraron unos casos de meningitis que aumentaban las tasas de afectados de años anteriores (casos por un número determinado de habitantes). Aunque los médicos se apresuraron a afirmar que no estábamos ante una epidemia, en pocas semanas se creó un debate sobre la conveniencia de vacunar o no a los niños.
Ahora que ya ha pasado un tiempo y ha disminuido la obsesión, conviene recordar cuáles son sus síntomas y cómo se debe actuar ante ellos.
Por contagio:
La meningitis es una infección bacteriana que provoca la inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal. Puede darse por meningococo (que puede ser de tres tipos A, B o C), o por el Haemophilus inluenzae tipo b (Hib), que también causa otras enfermedades como pulmonía o artritis. Pero la infección por Hib no es la más frecuente.
El meningococo se transmite por contacto directo, ya que no puede vivir fuera del cuerpo humano. Anida en la garganta o en la nariz, y es por ello que los primeros síntomas pueden confundir ya que se parecen a una infección de vías respiratorias altas con fiebre.
La bacteria se multiplica deprisa y los primeros síntomas son fiebre alta, fuertes dolores de cabeza y dolor en las articulaciones. Esto en el caso que la bacteria se extienda hacia el cerebro. Si, por el contrario, pasa a la sangre lesiona las paredes de los vasos sanguíneos provocando hemorragias que se manifiestan en forma de manchas rojizas en la piel (petequias).
Actuar con rapidez:
Una meningitis tratada precozmente con antibióticos se cura en el 95% de los casos. Y para que así sea, se tiene que actuar sin perder tiempo. No debe esperarse la presencia de todos los síntomas a la vez. En primer lugar, porque no tienen por qué darse simultánemante, y en segundo, porque el orden de aparición depende de la evolución de cada caso.
De todos modos, ante una fiebre alta que no remite con antipiréticos o si el pequeño tiene la nuca rígida conviene consultar rápidamente con el pediatra o, casi mejor, ir directamente a un servicio de urgencias.

Etiquetas

accidentes infantiles agresividad niños alimentacion del bebe ayuda tareas bebes como poner limites desarrollo el niño desarrollo niño Divorcio divorcio bienes el divorcio el nino el niños el recien nacido en la escuela en niño intoxicacion isla del padre juguete juguetes la adolescencia la familia la pareja los niños matrimonio mi bebe miguelito la escuela niños niños maltratados padre rico padres padres adolescentes padres e hijos padres hijos padres separados poner limites separacion separacion bienes ser padres tareas tareas escolares tramites divorcio violencia violencia domestica violencia intrafamiliar

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.