Archivos para 'La familia y educacion' Categoría

Reconocer la condicion de familia

Escrito por en La familia y educacion

Primer paso: el carnet.
Aunque tengas un montón de hijos, el Estado no te reconoce la condición de familia numerosa si no lo acreditas mediante el título oficial, un carnet donde constará tal extremo. Para solicitarlo, debes dirigirte a tu ayuntamiento, aunque las competencias en esta materia dependen de cada Comunidad Autónoma.
El requisito principal y necesario es que tengas tres hijos o más. o bien dos si uno de ellos es discapacitado. Podrás disfrutar de las ventajas que otorga este carnet hasta que el mayor de tus hijos tenga 25 años como máximo, pero, eso sí, siempre que desde que cumpla 20 años esté estudiando una carrera universitaria o Formación Profesional de grado superior. La validez, pues, se extiende hasta que termine sus estudios, teniendo en cuenta que, aunque no los haya concluido, su vigencia tope es hasta que cumpla 25 años.
Para solicitar el carnet tendrás que presentar los siguientes documentos:
• Impreso de solicitud firmado al menos por uno de los padres.
• Fotocopia del DNI de los dos padres.
• Dos fotografías de todo el grupo familiar (padres e hijos) de 7×5 cm.
• Libro de Familia.
• Matrícula oficial (no fotocopia) del hijo mayor de 20 años que esté cursando estudios.
• Certificado de discapacidad de alguno de los hijos, si ese fuera el caso.
¿A qué te da derecho?
Una vez que tengas tu carnet de familia numerosa podrás solicitar las ayudas y los descuentos contemplados para tu caso. Económica: La Seguridad Social aporta las únicas prestaciones económicas directas a las que podrás acceder. Se trata de una ayuda de 24,26 euros mensuales por hijo a cargo, hasta que alcance la mayoría de edad, y de otra de 450 euros por el nacimiento del tercer hijo; pero para poder optar a ellas los ingresos de la unidad familiar no deben superar los 11.140 euros al año.
Como las competencias dependen de cada Comunidad Autónoma, algunas de ellas está poniendo en marcha prestaciones propias; es el caso de Navarrra, que ha aprobado una sub-
vención de unos 1.983 euros por nacimiento y sin límite de ingresos. Universidad: Los descuentos en la matrícula universitaria son del 50 por ciento para los miembros de una familia numerosa. Transporte: En los viajes interurbanos, tanto de Renfe como de autobús, hay una rebaja de un 20 por ciento.
Vivienda: En caso de alquiler de una vivienda de protección oficial (VPO), las familias numerosas pagan un 15 por ciento menos, y si optaran a la compra de dicha vivienda, también el precio final bajaría un 15 por ciento.
Impuestos: Si la familia adquiere un vehículo de entre 5 y 9 plazas, hay un descuento del 50 por ciento en el impuesto de matriculación, siempre que en los cuatro años anteriores no se haya matriculado otro vehículo.
Escolares: Las familias numerosas tienen más puntos en el baremo que fija las plazas públicas en guarderías infantiles. En otros ámbitos, como las becas escolares y las ayudas para los libros de texto, los límites de ingresos para aprovecharse de ellas son muy bajos.
Otros: En algunas Comunidades Autónomas, tales como Madrid, la tasa por el consumo de agua tiene una rebaja para estas familias.
¿Qué dice la ley?
La ley de protección a familias numerosas que está actualmente vigente en España es de 1971, y es la que contempla las prestaciones reseñadas. Sin embargo, el Plan de Apoyo a la Familia 2001-2004, aprobado por el Gobierno el 8 de noviembre del pasado año, tiene entre sus objetivos la redacción de una nueva ley en este sentido. Hasta el momento, este Plan se ha concretado para las familias numerosas en un incremento de las ayudas para poder acceder a VPO (viviendas de protección oficial). Para la Federación Española de Familias Numerosas hay algunas medidas de especial interés en el citado Plan de Apoyo a la Familia, como la reforma del IRPF para la familia; añadir el números de hijos para optar a viviendas de protección oficial; ampliar el límite máximo de ingresos para tener derecho a las prestaciones de la Seguridad Social por hijo a cargo; crear un abono de transportes familiar; ayuda extraordinaria a partir del tercer hijo; ayuda fiscal para hacer frente al gasto en guarderías y para la contratación de empleo doméstico; descuentos y mejora de accesos a la cultura y el ocio; y ayuda a las madres en los primeros tres años de vida de sus hijos, entre otras a desarrollar..

Sin Comentarios

Familia numerosa

Escrito por en La familia y educacion

Familia numerosa:
Estas son sus ventajas.
Si estás esperando tu tercer hijo, serás toda una experta en maternidad e intendencia en el hogar, pero el Estado te ofrece también unas pequeñas ayudas para tu nueva familia numerosa que te conviene tener en cuenta.Te contamos cuáles son y cómo acceder a ellas.
Con la llegada del tercer hijo, las tareas, los gastos y las demandas para los padres se multiplican. Posiblemente tendréis que pedir ayuda a familiares y amigos y hasta buscaros un trabajillo extra, pues, aunque el Estado ofrece algunas ayudas, éstas no son muy cuantiosas. Actualmente, y según la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), en nuestro país existen 1.422.800 grupos familiares de este tipo, que aglutinan a 7.791.900 personas, el 19 por ciento de la población española. Sin embargo, y aunque España es uno de los países europeos con la natalidad más baja, la FEFN se queja de que las políticas públicas no son lo suficientemente protectoras y de que hay escasez de ayudas para salir adelante con más desahogo.

Sin Comentarios

Como responderles a los niños

Escrito por en La familia y educacion

Cómo contestar:
No hay que obsesionarse con encontrar la respuesta precisa. Tampoco hace falta buscar complicadas explicaciones científicas, porque, si no se adecúan a la edad del chiquito, no las comprende y lo abruman.
Respondamos a sus preguntas con naturalidad y sentido común. A veces pueden ayudar pequeñas comparaciones y ejemplos.
Aun así, el niño no siempre lo entenderá, pero eso no es tan grave. Lo importante es que sepa que las preguntas tienen respuesta, que él puede buscarla y que nosotros apoyamos esa conducta.
Si un chico de esta edad nos pregunta:”¿Por qué funcionan los autos?” todavía no podremos introducirlo en los secretos de la mecánica,
pero es una buena ocasión para iniciarlo en nociones como rueda, motor, chofer, combustible, velocidad…, con lo que se favorece su capacidad de observación, se enriquece su vocabulario y se lo alimenta con datos que podrá utilizar más adelante.
Puede ocurrir que, después de esforzarnos en encontrar una respuesta, el pequeño apenas la escuche y se distraiga o pase a otra pregunta. No nos enojemos ni le respondamos con absurdos.
A veces no importa tanto el contenido como el mecanismo de la comunicación en sí. Preguntar por preguntar le resulta divertido e interesante, y lo ejercita en el arte de conversar. Es, por lo tanto, un entrenamiento útil en el que tenemos que colaborar.

Sin Comentarios

La Dislexia en niños

Escrito por en La familia y educacion

La Dislexia:
¿se relaciona con la depresión?
Estre trastorno del aprendizaje puede tener variadas causas, y la depresión que muchas veces presentan los chicos disléxicos puede ser causa o consecuencia de sus limitaciones.
Dentro de los trastornos del aprendizaje se encuentra la dislexia, afección que se refleja en problemas para el reconocimiento de los símbolos gráficos, leídos o escritos, y que generalmente presenta problemas de inmadurez cerebral, trastornos motrices (torpeza para los movimientos finos como abrocharse   ft un botón o, por supuesto, escribir) y problemas de personalidad -especialmente en la esfera del estado de ánimo-.
Los niños que padecen dislexia, sin embargo, tienen un nivel de inteligencia absolutamente normal en otras áreas. Si bien son muchas las causas que pueden dar origen a este trastorno (enfermedades del desarrollo u hormonales y trastornos lesiónales cerebrales, entre otros), en la mayoría de los casos no aparecen causas francamente determinantes. En este marco, lo que resulta fundamental remarcar es que la mayoría de estos niños presentan un cuadro depresivo asociado.
Claro que es muy difícil determinar -como en el problema del huevo y la gallina- si el cuadro depresivo es primario o se desarrolla secundariamente ante las enormes dificultades del niño para progresar en la escuela.
Piense Ud. en un niño de inteligencia normal y en ocasiones incluso superior, que se encuentra imposibilitado de competir con sus compañeros en la lecto-escritura, que será acusado por sus padres de no poner voluntad para estudiar, cuando no incomprendido por sus propios maestros que califican toda su actividad a través de la lecto-escritura sin darse cuenta que el niño puede aprender y desarrollarse perfectamente en otras áreas. Sólo las madres, que se dan cuenta de la inteligencia de sus hijos, saben lo que éstos sufren y las fobias que desarrollan, que en muchos casos terminan con una depresión secundaria crónica realmente difícil de revertir. Sin embargo, en otros casos, la depresión es previa o con-
cúrrente con la dislexia, pero aunque sea tratada, mejoran el estado de ánimo y la actitud del niño, pero no el problema disléxico que lo único que necesita es comprensión y, por supuesto un tratamiento, reeducativo especializado, que estimule el aprendizaje desarrollando su capacidad innata y generalmente excelente para otras tareas que no tengan que ver con la lecto-escritura, y evitando la calificación de sus tareas por la calidad de su letra o la fluidez de su lectura.
Pero creo que un ejemplo, aunque algo antiguo, demostrará mas gráficamente el problema de la incomprensión docente.
Recuerdo hace algunos años, a una madre desesperada ante la inminencia de los exámenes de fin de año a que someterían a su hijo, dado su mal rendimiento durante el período escolar en el área de lecto-escritura. El niño, astuto e inteligente, tenía un problema disléxico realmente grave. Entonces hablé al médico del pueblo del niño y le pedí, explicando el problema, que le enyesara el brazo derecho. Llegó el día del examen y la maestra, lamentando el “esguince” sufrido por el “pobre chico” no tuvo más remedio que examinarlo en forma oral resultando el examen aprobado brillantemente.

Sin Comentarios

Aprender a ordenar el cuarto

Escrito por en La familia y educacion

Los hijos pueden y deben colaborar en las tareas domésticas cotidianas. Guardar los juguetes es algo para lo que están capacitados desde muy pequeños (ya a los dos años puede ayudar a meter las piezas del puzzle en su caja o reunir las construcciones diseminadas por la alfombra).
■ Si los habituamos desde chiquitos, cuando están ansiosos por colaborar, será fácil inculcarles el hábito.
■ No debemos imponer el orden como un castigo; así lo único que conseguiremos es que asocien el orden con una tarea pesada y aburrida.
■ Lo ideal es que la tarea de ordenar se convierta en un juego. Podemos dividir las obligaciones entre padres e hijos, o entre hermanos, y jugar una carrera, a ver quién termina antes. O bien podemos poner música y animarlos a bailar mientras ubican cada cosa en su lugar. También lo que funciona es proponer que cuenten en voz alta los juguetes que van guardando (“Uno, dos, tres… ¿hasta cuánto sabes contar?”). Hay muchas posibilidades; sólo es cuestión de un poco de imaginación.
■ Les será más fácil si disponen de baúles, cajas o canastos grandes, de esos en los que cabe todo. Los juguetes se pueden ordenar por categorías (muñecos en uno; autos en otro, etc.), o por tamaños. .. Con pegatinas identificativas sabrán qué guardar en cada contenedor.
■ Seamos comprensivos si no lo hacen tan bien como nos gustaría. Cuando haya que corregirlos, que sea sin críticas ni retos.
■ La tarea suele hacerse rápido y corriendo: “Vamos, la cena está lista…”. Pero es mejor interrumpir el juego antes y dedicarle tiempo, sin apuro ni presiones.

Sin Comentarios

Aprender a leer y escribir

Escrito por en La familia y educacion

El “gancho”:
La mayoria de los zurdos adopta la llamada postura del «gancho» para escribir. Este curioso estilo consiste en colocar la mano encima del papel y curvar el brazo, de modo que el lápiz tiene tendencia a ser estirado más que empujado. La razón lógica es que se hace asi por comodidad y facilidad, ya que de esta manera la mano no tapa lo que se escribe, ni tampoco obstaculiza el paso de la luz. Este hábito poco estético y de apariencia algo patosa también es practicado por algunos diestros.

Sin Comentarios

Las reglas de la casa

Escrito por en La familia y educacion

EL DEBER DE LOS PADRES, ENSEÑAR EL CAMINO.
Es labor de todo niño sano investigar para reconocer las leyes que rigen su entorno e intentar salirse con la suya. Es deber de los padres, enseñarles con claridad y paciencia, cómo funcionan las cosas en casa, sin olvidar nunca que para exigir, primero debemos enseñar. La vida es una escalera, nosotros estamos arriba y ellos en el primer escalón. Debemos incitarles a subir, demostrándoles que crecer es algo bueno, animándoles cuando duden de su capacidad y exigiéndoles que trepen cuando creemos que están preparados. Es nuestra responsabilidad tomar decisiones, no la suya.

Sin Comentarios

La educacion en la casa

Escrito por en La familia y educacion

Como funciona el mundo? Los niños nacen programados para descubrirlo. Tanto es así, que los investigadores han descubierto que un bebé de 4 días es capaz de adivinar hacia qué lado y con qué secuencia debe mover la cabeza para que se encienda una luz. ¿Te sorprende? En un principio, se pensó que, igual que a los animales les atrae la comida, al bebé le atraía la luz y que era ésta la que le motivaba para descubrir el código de movimientos necesarios para que se encendiese. Pero no resultó así. El bebé detenía el movimiento de su cabeza una vez que había descubierto el código, después, permanecía tranquilo hasta que, por azar, comprobaba que el código ya no era efectivo, entonces, reactivaba enérgicamente la búsqueda. Lo que realmente fascinaba al bebé, no era la luz en sí misma, sino controlar su encendido.

EL DEBER DE LOS NIÑOS, PROBAR:
Esta búsqueda innata de los mecanismos que controlan el mundo se puede observar de nuevo cuando, meses más tarde, los niños tiran una y otra vez los juguetes al suelo, cuando nos piden que les relatemos el mismo cuento sin variar nada, o cuando repiten, el gesto, la frase o el movimiento que deben hacer para que mamá o papá rían, se enfaden, les regañen o les perdonen un castigo.

Sin Comentarios

Ayudar a aprender a escribir

Escrito por en La familia y educacion

¿Cómo le ayudo?
Todavia hoy muchos padres y maestros no saben ayudar de manera adecuada a los niños zurdos.
La iluminación y la postura que adopta al sentarse, por ejemplo, son muy importantes. Ayúdale a tener siempre la luz colocada a su derecha de forma que la sombra de la mano no oscurezca la página y enséñale a colocar el papel a la izquierda ligeramente inclinado hacia la derecha. Así le facilitarás enormemente la acrobática tarea de la escritura. También es conveniente señalarle con una flecha la dirección del texto para evitar que opte por realizar la llamada “escritura del espejo”, es decir, escribir de derecha a izquierda. Aunque lo cierto es que muy poca gente tiende a realizar esta modalidad de escritura, que requiere un espejo para ser leida. A la hora de la comida, puedes colocarle sus cubiertos al revés que a los demás, de forma que no se sienta obligado a usarlos tal y como están dispuestos en la mesa: tenedor a la izquierda, cuchillo a la derecha. Además hoy en dia existe gran cantidad de material diseñado para los zurdos, curioso y divertido.

Sin Comentarios

Niños diestros

Escrito por en La familia y educacion

EL OJO Y EL PIE DOMINANTE:
También otras partes del cuerpo están relacionadas con la función del cerebro y existen siempre un ojo y un pie más fuertes y hábiles que los contrarios. Diane Paul propone  un pequeño truco para averiguar la lateralidad visual de los niños. La prueba consiste en enrollar una hoja de papel y sujetarla con un adhesivo para que el niño juegue a mirar por un extremo como si fuera un catalejo. De este modo mostrará cuál es su ojo dominante. En cuanto al pie, bastará con que observes con cuál salta a la pata coja o chuta el balón. Sin duda ese será su pie hábil.

Sin Comentarios

Next »