Archivos para 'La salud en casa' Categoría

Higiene con el bebe

Escrito por en La salud en casa

Higiene sí, pero sin pasarse:
Ni suciedad ni asepsia total. Para protegerle de las enfermedades y permitir que formen sus defensas, basta con una limpieza básica.
Habitación. El polvo obstruye la nariz del bebé y favorece las alergias. Guarda cada juguete en su caja, evita las alfombras y moquetas, y no acumules peluches.
El agua. Hervida durante los primeros tres meses, pero también hay pediatras que la aconsejan del grifo desde el primer día.
Tetinas y Chupetes. Durante los primeros meses es conveniente esterilizarlos a fondo. A partir de los seis suele bastar con un buen lavado bajo el grifo de agua caliente.
El aire. La calefacción reseca el ambiente y las mucosas. Si tienes un humidificador, debes limpiarlo a menudo.
En brazos. No hay ningún inconveniente para que vuestros familiares y amigos le cojan en brazos, siempre y cuando estén sanos. Sin embargo, procura no alterar los ritmos de sueño y comida del pequeño.
Vajilla. Hay que lavarla con un producto poco agresivo y aclararla muy bien.

Sin Comentarios

Basura en el ojito del bebe

TIENE ALGO EN EL OJO:

Qué ocurre:
El ojo es una zona muy delicada y no se debe tocar nunca con los dedos. Puede ocurrir que en él se haya alojado un cuerpo extraño, como una pestaña o un hilito de la ropa.
Qué hacer:
Si el objeto se mueve sobre la superficie.
Puedes sacarlo con la punta de una gasa.
Lava el ojo con un chorrito de agua tibia, manteniendo el ojo abierto con tus dedos, y evita que el agua se desplace hacia el otro ojo.
Si el pequeño se ha hecho una pequeña herida con un juguete o una uña.
Cúbrele el ojo con un pañuelo sin ejercer presión.
Sujétale las manos para que no se restriegue y, en una posición reclinada, llévale al médico.
Qué no hacer:
No pierdas la calma porque estas lesiones pueden parecen más graves de lo que son.
Si el objeto está incrustado, no trates de extraerlo.

Sin Comentarios

Antibioticos para la otitis

Escrito por en El bebe,La salud en casa

¿Qué puede hacer el médico?
El médico suele indicar antibióticos para todas las otitis, excepto las serosas. Resulta sumamente importante seguir el tratamiento durante el tiempo prescrito por el facultativo (en general entre siete y diez días), incluso si el niño ya se encuentra mejor al cabo de unos pocos días. Cuando se interrumpe o se hace mal un tratamiento con antibióticos, las bacterias que quedan pueden multiplicarse y, como consecuencia, el chico tiene una recaída.

Sin Comentarios

Silla de coche prenatal

Reclinable:
Silla Classic de Prenatal
Para que tu bebé encuentre la posición ideal, podrás eíeqir entre cinco posiciones. Incorpora un arnés de seguridad con cinco puntos y almohadillas protectoras. La funda es de quita y pon, y lavable.

Sin Comentarios

Silla de auto para bebe

Cuando la saques del automóvil, se puede acoplar a cualquier chasis de Bébécar y convertir en silla de paseo. En casa, la puedes utilizar de hamaca. El tapizado es desmontable y lavable. Tiene un compartimento en la parte trasera para guardar objetos.

Sin Comentarios

Silla de bebe para el coche

Del coche al paseo.

Se traslada con facilidad gracias a su asa rígida. Se transforma rápidamente en coche de paseo ya que se puede acoplar a cualquier chasis o sobre cualquier silla de la línea Click Clock de Chicco. En la parte trasera, encontrarás un práctico hueco para guardar objetos del bebé.

Sin Comentarios

Portabebé, capazo y coche de paseo

Portabebé, capazo y coche de paseo. Compact Auto de Jane.

Portabebé homologado que se convierte en cochecito con capazo o en silla de paseo. En el automóvil, tu bebé queda sujeto por un cómodo cinturón abdominal, lo que evita su desplazamiento dentro del portabebé. El sistema de anclaje, con los cinturones de seguridad del automóvil, es muy sencillo.

Sin Comentarios

Como deben viajar los niños en los autos

Atados y bien atados:
Los menores de 12 años no deben viajar en el asiento delantero excepto cuando van sentados en dispositivos de retención del grupo 0.
Si tus hijos llevan su dispositivo correctamente colocado, no incumplas tú la normativa, aunque sea para distancias cortas.
Ten siempre bajado el seguro automático de las puertas traseras, donde viajan los niños. Las ventanas deben llevarlas con el cristal subido.
Entre los 9 meses y los cuatro años, los niños deben viajar en sillitas colocadas en el sentido de la marcha y en el asiento trasero.
Las alzas o cojines y el cintu-rón de seguridad garantizan la correcta sujeción de los niños entre los 3 y los 7 años.

Sin Comentarios

El airbag del automovil

¿Qué pasa con el airbag?
Como todos los elementos de seguridad nuevos —aunque éste ya no lo es tanto— se han creado en torno al airbag una serie de mitos, medias verdades y medias mentiras.
El airbag es un sistema que sólo resulta eficaz combinado con el cinturón de seguridad. El airbag, en esas condiciones, no mata a los conductores adultos. Únicamente lo hace cuando la persona no lleva el cinturón puesto y hay que añadir que, en ese caso, casi seguro se hubiese matado de todas formas. En cuanto a la combinación airbag-niños, se desaconseja llevar a los pequeños en el asiento delantero, si el coche va dotado con doble airbag. Incluso, cuando sea posible desconectar su mecanismo. ¿Por qué? Los técnicos han detectado fallos, muy esporádicos, pero reales: choques en que ha “saltado” un airbag que estaba desconectado. Ante la duda, mejor usar el asiento trasero y no someteremos a nuestro hijo a ningún riesgo extra.

Sin Comentarios

Como deben de viajar los niños en el coche

Nuestros pequeños sólo viajarán seguros cuando los padres comprendamos que dejarles ir en coche sin sujeción es un riesgo tan elevado como permitirles jugar con cerillas.

Sólo el 30 por cien de los niños españoles va correctamente sujeto dentro del automóvil. Es lo que se ha conseguido después de años de intensas campañas de concienciación, de que comunidades autónomas enteras —como Castilla-León— regalen la primera silla de auto para los recién nacidos y después de publicarlo en prensa una y otra vez. ¿A qué se debe esta cifra tan baja? En otros países de la UE, un 80 por cien de los niños usan sillas o alzas apropiadas. Básicamente, hay dos razones que explican este comportamiento: los padres no estamos convencidos de que el cinturón de seguridad sirva para algo y está generalizada la idea de que las sillitas son sólo para bebés.
Pensar que el cinturón de seguridad no nos protege dentro del coche hace que nos volvamos descuidados: dejamos de usarlo en trayectos cortos y no nos importa demasíado que los niños a veces no se lo pongan, ° con tal de no oir sus protestas. Los padres no tenemos conciencia del peligro. Y eso explica también por qué muchos padres que se compran un coche de lujo, ni se plantean gastarse las 35.000 pesetas que cuesta un cojín para un niño de 5 años en este tipo de automóviles. En consecuencia, metemos al niño suelto en un coche, que normalmente alcanzará los 160 km/h y conduciremos a unos 120 km/h, de media. Una deceleración de 160 a 0 km/h significa que estamos “tirando” a nuestro niño desde un piso 19 hasta el suelo. Claro que si el choque es en ciudad y vamos a 50 km/h no será tan grave… El impacto es parecido a “tirar” al pequeño desde un cuarto piso. Algunos pequeños quizás podrían sobrevivir. Esas leyes físicas también funcionan con los mayores, tan reticentes siempre a usar los cinturones. Nosotros estamos sometidos a los mismos procesos de deceleración y podemos sufrir heridas muy graves ¡en cualquier momento!  Ya se sabe que normalmente, al circular en carretera no tenemos un accidente, pero, ¿quién nos garantiza que “por una sola vez” estamos a salvo? Es como permitirle al niño jugar con cerillas “por una sola vez”.
Un grave riesgo es un grave riesgo siempre. Las excepciones son muy peligrosas y, además, nos hacen parecer incoherentes a los ojos de nuestros hijos porque “no será tan malo ir sentado fuera de la silla, cuando ya me dejó hacerlo una vez…” Y el niño está convencido de que tú no le dejarías hacer nada que le perjudicase… Por la misma razón, si los mayores no usamos el cinturón, considerará que llevarlo él es una especie de tortura china que te has inventado sólo para fastidiar…-Y aquí termina el círculo vicioso. Si tú no estás convencida de la cantidad de muertes que evita el cinturón, si crees que no sirve para nada, todo es inútil. En ese caso, te pedimos un último esfuerzo: si quieres jugar con tu vida, hazlo, pero da a tu hijo una oportunidad de llegar a los 18 años y decidir por sí mismo… ¡Llévalo en una silla, cuco o cojín homologado!

UNA BUENA HOMOLOGACIÓN.
Recomendamos a todos los padres que utilicen sillas o cojines homologados. Eso significa que tienen la garantía de haber pasado una prueba de choque (crash test), antes de recibir el permiso para ser puestos a la venta. Aunque, últimamente, los expertos en seguridad infantil que trabajan para los fabricantes de automóviles o para
la Unión Europea, ya se están cuestionando si esas pruebas son suficientes. Parece que el diagnóstico es positivo en caso de choque frontal a 50 km/h: los mecanismos aguantan, la silla permanece en su sitio, las sujeciones (arneses o cinturones) no se rompen, y el maniquí-niño (dummy) no sufre heridas graves. Para eso están homologadas todas las sillas, cucos o alzas. La cosa cambia en caso de impacto lateral. Hasta ahora, no es obligatorio para los fabricantes de sillas comprobar si éstas resisten a los impactos laterales y algunos técnicos de los grupos de trabajo de la UE han descubierto que no siempre es así. Por eso, se está preparando una nueva directiva que endurecerá los requisitos para homologar una silla, incluyendo impactos laterales, y, de paso, hará que los fabricantes modifiquen la parte delantera de los automóviles (lo que hay bajo el capó) para disminuir las lesiones, en caso de atropello a un menor. Aunque se lleva varios meses trabajando en esto, de momento, es sólo un proyecto.

LAS LEYES ESPAÑOLAS.
Hace tiempo, la Dirección General de Tráfico (DGT) realizó una campaña de TV en la que presentaba a una doctora abrochando el zapato a un niño y preguntando después por qué no se le ponía el cinturón de seguridad nada más subir al coche. Pues a pesar de todo, en España no hay una ley que obligue a ir correctamente atados en el vehículo a todos los menores y en todos los casos. Por ejemplo, los pasajeros menores de 12 años pueden circular en los asientos traseros, sin cinturones de seguridad ni otros sistemas de homologación. Lo dice el Reglamento de Circulación (art. 10-1). La única prohibición se refiere a llevarles en el asiento delantero del acompañante, sin dispositivos de retención infantil (sillas o alzas). En cualquier caso, resulta extremadamente peligroso llevar a los niños sin sujetar, aunque la ley no haya dado el paso necesario para obligar a los padres menos conscientes.

Sin Comentarios

Next »