Archivos para 'La salud en casa' Categoría

¿Cuál es el mejor cepillo y la pasta más recomendable?

¿Cuál es el mejor cepillo y la pasta más recomendable?
Los expertos aconsejan que el cepillo sea pequeño y suave. En cuanto a la pasta dentífrica, lo esencial es que tenga flúor. Si las encías están sensibles y sangran, el dentista recomendará una especial para tratarlas.

Sin Comentarios

¿Hereda un hijo la dentadura sana de la madre?

¿Hereda un hijo la dentadura sana de la madre?

No, pero sí hay factores que se transmiten. Si los padres tienen una boca sana, lo más probable es que sus hijos también la tengan; y en el caso contrario ocurre igual. La explicación puede estar en que se aprenden los hábitos alimenticios e higiénicos, factores clave. A través de los genes, también se transmiten la calidad del esmalte y la forma de las arcadas. Muchos casos de malas oclusiones -colocación de dientes- se deben a que el chico hereda arcadas pequeñas de uno de sus padres y dientes grandes del otro.

Sin Comentarios

Consejos útiles para ti y tus hijos

Consejos útiles para ti y tus hijos.

En coche, siempre con el cinturón puesto.
Nunca será suficiente insistir en la necesidad de que los niños viajen en automóvil sujetos con los correspondientes dispositivos de seguridad (según su peso y edad). Cuando son muy pequeños, los padres solemos tomar las precauciones necesarias pero, a partir de cierta edad, y sobre todo en desplazamientos cortos, este aspecto regularmente lo descuidamos. Peor todavía, cuando los niños viajan en autos ajenos (en el coche de un familiar, de un amigo…) Los accidentes son imprevisibles, razón de peso para afirmar que no basta con cuidar la seguridad de nuestros hijos al ir con nosotros; también debemos preocuparnos de cómo viajan cuando los llevan otros adultos. No hay que tener vergüenza en pedir -o insistir- que vayan bien sujetos en todo momento. Si la excusa es que el vehículo en cuestión no dispone de los mecanismos de sujeción requeridos (asiento, cojín elevador, etcétera), debemos aportarlos  nosotros podemos prestar los nuestros o adquirir de reserva.

Sin Comentarios

Enseñar a ir al baño

Pide que le ponga el pañal antes de hacer caca

Nuestro consejo es que le sigas permitiendo a tu hija que haga caca en el pañal. En este asunto, las tensiones y retos complican las cosas en lugar de solucionarlas. Es verdad que, a los tres años, muchos chicos controlan los esfínteres por completo, pero hasta los cuatro no cabe hablar de un auténtico atraso. Deberás darle tiempo al tiempo, tener tacto y paciencia, y no presionar a la nena. Para decidirse a hacer caca en el inodoro o en la pélela, tu hija necesita sentir que es ella quien lo resuelve, no que se lo imponen. Trata de crear las condiciones para que pueda vivirlo así.

Sin Comentarios

Pañales biodegradables

Escrito por en El bebe,La Higiene

Es posible que no pase mucho tiempo antes de que aparezcan en el mercado pañales biodegradables de usar y tirar. Porque, sin duda, los fabricantes son conscientes de la gran cantidad de basura que genera este producto y de la difícil eliminación del material plástico que contienen. La alternativa “verde” son los pañales de tela de toda la vida. Para padres ecologistas acaban de aparecer en Europa unos de fibras naturales: algodón, lana y seda, elaborados sin ningún tratamiento químico. Los padres que se inclinen por esta opción, tendrán que saber cómo ponerlos correctamente.

Después de levantarlas piernas del bebé, sujetándolas por los tobillos, se desliza el pañal por debajo. Se sube la parte central y se sostiene firmemente.

Hay que plegar uno de sus extremos en su cintura y tensar bien el pañal, para que no quede excesivamente holgado y se caiga. Se hace lo mismo con la otra esquina.

Se prenden todas las capas con un alfiler de gancho, metiendo las manos entre el pañal y el abdomen del pequeño. Se puede poner una bombachita de plástico.

Sin Comentarios

Cambio de pañales

Escrito por en El bebe,La Higiene

CONSEJOS PRÁCTICOS
No es difícil; los padres, por más inexpertos que sean, se pondrán rápidamente en tema.
• Cuando notemos que el pañal le queda apretado, hay que pasar al talle siguiente.
• Nunca se deben mezclar talco y crema, ya que pueden formar grumos en los pliegues de la piel.
• Hay que comprobar que las terminaciones del pañal no causen roce. También es importante vigilar que los plásticos no lo presionen.
• No debemos sentirnos culpables si, a pesar de todos nuestros cuidados, aparecen irritaciones. Su piel es muy delicada. En este caso, hay que cambiarlo con mucha frecuencia.
• Es bueno que la piel se airee. Siempre que la temperatura de la habitación sea cálida (22º C), es recomendable dejarlo sin “paquete” un ratito.
• Las cremas con dermocorticoides únicamente deben aplicarse si están recetadas por el pediatra.

Sin Comentarios

Cambiar los pañales

Escrito por en El bebe,La Higiene

UN MOMENTO PARA JUGAR
No debemos engañarnos. Limpiar cacas y pises no es la tarea más gratificante que aporta la maternidad. Pero podemos aprovechar esos ratos para hablar y jugar con el bebé, y así será más fácil. No sólo lo pasaremos bien los dos sino que, además, el pequeño estará entretenido, no se moverá tanto y será menos complicado ponerle el pañal. Hay canciones y letras para jugar con los dedos de las manos y de los pies, y para hacerlo reír. Por ejemplo: “Cinco lobitos…”, “Este fue por leña…” o cualquiera por el estilo.

Sin Comentarios

Tratar una quemadura

Cómo tratar una quemadura

Siempre que un niño se quema, hay que considerar primero la extensión de la zona afectada. Si su tamaño es grande, es preferible llevarlo a un centro sanitario. Pero si, como sucede a menudo, sólo se producen pequeñas lesiones, se pueden tratar en casa. Para aliviar el dolor, conviene poner la zona afectada bajo la canilla de agua fría durante quince o veinte minutos.
No deben aplicarse otros remedios caseros como aceite o manteca, ni pomadas de ningún tipo. Estas podrían llegar a infectar la herida y, por lo tanto, provocar otros problemas ajenos a la quemadura en sí.
Las quemaduras superficiales, de primer grado, las que sólo producen un enrojecimiento en la piel, no es necesario vendarlas después de lavarlas bien con agua fría.
En cuanto a las ampollas, no se las debe abrir. La piel no debe levantarse, sino que se deja tal cual y se venda con cuidado con una gasa especial, no muy apretada.
Cuando se trata de ampollas en los pies, provocadas por el roce del calzado, no hay que darles un corte pero, en el caso de que sean mayores que una moneda, sí conviene consultar con el médico. Para evitar infecciones, antes que nada hay que lavar muy bien las lesiones y frotarlas con alcohol. Conviene ponerles un antiséptico y cubrirlas con una gasa esterilizada, sujeta con una cinta adhesiva.

Sin Comentarios

Intoxicacion con medicamentos

Han ingerido un medicamento
Ante una situación de este tipo, debemos leer con atención el prospecto. En él se indica qué medidas tomar en caso de ingestión accidental. También se puede llamar al Centro de Intoxicaciones, explicando exactamente qué es lo que ha ingerido. Atienden a cualquier hora del día o de la noche. Nunca se deben usar antídotos universales como el té, el pan quemado o la leche de magnesio que, o no sirven para nada o inutilizan antídotos específicos. Cuando en el prospecto se recomienda provocar el vómito, se le dará al niño agua tibia con sal y se le estimulará con los dedos la parte posterior de la lengua (antes de hacerlo, conviene consultar con el médico).

Sin Comentarios

Intoxicacion

Qué hacer ante una intoxicación
Sobre todo, no recurrir a la leche. Esta no es un antídoto ni un vomitivo. Al contrario, la grasa que contiene absorbe las sustancias tóxicas liposolubles, y les facilita el camino hacia la sangre. El agua suele ser mejor, pero ¡ojo! no siempre. Si se le ofreciera agua a un niño que ha tomado algún producto a base de lavandina, soda caustica, ácidos o endurecedor de uñas, o más de diez pastillas con flúor, se dificultaría seriamente su recuperación. ¿Provocar vómitos? No. Es cierto que es aconsejable cuando el niño ha tomado ciertas sustancias (como algunos medicamentos). Pero está totalmente contraindicado cuando el niño ha bebido sustancias corrosivas. En este caso, el vómito provoca más lesiones. Lo idóneo es acudir a un centro médico, llevando el envase, o llamar al Servicio de Información Toxicológica.

Sin Comentarios

« Prev - Next »