Archivos para 'La salud en el niño' Categoría

Sintomas de la meningitis

Escrito por en La salud en el niño

Meningitis:
¿Sabes reconocerla?

Ésta es una patología infecciosa muy serla que puede curarse totalmente si se detecta a tiempo. Por eso es importantísimo que sepas cómo se manifiesta.
Hace un par de años se desató una auténtica alarma en toda España: se registraron unos casos de meningitis que aumentaban las tasas de afectados de años anteriores (casos por un número determinado de habitantes). Aunque los médicos se apresuraron a afirmar que no estábamos ante una epidemia, en pocas semanas se creó un debate sobre la conveniencia de vacunar o no a los niños.
Ahora que ya ha pasado un tiempo y ha disminuido la obsesión, conviene recordar cuáles son sus síntomas y cómo se debe actuar ante ellos.
Por contagio:
La meningitis es una infección bacteriana que provoca la inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal. Puede darse por meningococo (que puede ser de tres tipos A, B o C), o por el Haemophilus inluenzae tipo b (Hib), que también causa otras enfermedades como pulmonía o artritis. Pero la infección por Hib no es la más frecuente.
El meningococo se transmite por contacto directo, ya que no puede vivir fuera del cuerpo humano. Anida en la garganta o en la nariz, y es por ello que los primeros síntomas pueden confundir ya que se parecen a una infección de vías respiratorias altas con fiebre.
La bacteria se multiplica deprisa y los primeros síntomas son fiebre alta, fuertes dolores de cabeza y dolor en las articulaciones. Esto en el caso que la bacteria se extienda hacia el cerebro. Si, por el contrario, pasa a la sangre lesiona las paredes de los vasos sanguíneos provocando hemorragias que se manifiestan en forma de manchas rojizas en la piel (petequias).
Actuar con rapidez:
Una meningitis tratada precozmente con antibióticos se cura en el 95% de los casos. Y para que así sea, se tiene que actuar sin perder tiempo. No debe esperarse la presencia de todos los síntomas a la vez. En primer lugar, porque no tienen por qué darse simultánemante, y en segundo, porque el orden de aparición depende de la evolución de cada caso.
De todos modos, ante una fiebre alta que no remite con antipiréticos o si el pequeño tiene la nuca rígida conviene consultar rápidamente con el pediatra o, casi mejor, ir directamente a un servicio de urgencias.

Sin Comentarios

Niños nerviosos cuando estan enfermos

Escrito por en La salud en el niño

¡Cuidado con los nervios!:
Los psiquiatras están convencidos de que ciertos niños son más susceptibles a los resfriados, incluso con fiebre, cuando se encuentran tensos o desdichados. El estado de nerviosismo influye en la circulación de la sangre por la nariz y la garganta, por lo que los gérmenes tienen mayor oportunidad de reproducirse. Su sistema inmunológico también resulta afectado. Si un niño está deprimido, su respuesta ante la enfermedad es más lenta y sus defensas más bajas.

Sin Comentarios

Mimar al niño enfermo

“Gozar” de la enfermedad:
Como es normal, los padres se preocupan cuando perciben que algo perturba la salud de su hijo e incurren en el error de excederse en sus mimos. Pero este temor puede jugar malas pasadas. El exceso de vigilancia y sobre-protección, sobre todo si los padres le inundan de regalos, produciría además efectos contraproducentes. Debido a los “privilegios” que su estado le comporta, el niño aprenderá enseguida a “gozar” de su enfermedad, limitando así sus posibilidades de una rápida recuperación.

Sin Comentarios

Basura en el ojito del bebe

TIENE ALGO EN EL OJO:

Qué ocurre:
El ojo es una zona muy delicada y no se debe tocar nunca con los dedos. Puede ocurrir que en él se haya alojado un cuerpo extraño, como una pestaña o un hilito de la ropa.
Qué hacer:
Si el objeto se mueve sobre la superficie.
Puedes sacarlo con la punta de una gasa.
Lava el ojo con un chorrito de agua tibia, manteniendo el ojo abierto con tus dedos, y evita que el agua se desplace hacia el otro ojo.
Si el pequeño se ha hecho una pequeña herida con un juguete o una uña.
Cúbrele el ojo con un pañuelo sin ejercer presión.
Sujétale las manos para que no se restriegue y, en una posición reclinada, llévale al médico.
Qué no hacer:
No pierdas la calma porque estas lesiones pueden parecen más graves de lo que son.
Si el objeto está incrustado, no trates de extraerlo.

Sin Comentarios

¿Hay chicos más propensos a la otitis que otros?

Escrito por en La salud en el niño

¿Hay chicos más propensos a la otitis que otros?
Si en algunas familias los chicos tienen más otitis, es probablemente debido a ciertas peculiaridades anatómicas en el oído que el pequeño ha heredado de sus padres.
Los varones suelen ser más propensos que las nenas, y los niños que se crían con mamadera un poco más que los que son amamantados por sus madres.
Los chicos que concurren a muy temprana edad a una guardería tendrán antes su primera otitis. Un grupo de riesgo son los hijos de fumadores, en especial si es la madre la que fuma.

Sin Comentarios

Como aliviar el dolor de oido

Escrito por en La salud en el niño

¿Cómo se alivian los dolores?
Cuando un chico tiene otitis hay que llevarlo al médico. Lo único que podemos hacer en casa es intentar aliviar los dolores. Pero ¡jamás debe tocarse la parte interior del oído!
Cuando la nariz está congestionada son muy útiles unas gotas de solución isotó-nica de sal común hecha en casa: no hay más que disolver nueve gramos de sal en un litro de agua hervida y templada.
Conviene aplicar unas gotas (la dosis depende de la edad y del problema) en cada orificio de la nariz antes de las comidas. Estas gotas fluidifican las secreciones y el chico consigue expulsarlas. Para extraer las secreciones también son de gran ayuda unas pequeñas bombas especiales -llamadas “sacamocos”- que se venden en farmacias.
A los cinco minutos de haberle instilado las gotas para la nariz el chico debe tomar un sorbito de agua. La baja presión que se origina al beber descarga el oído medio.
Para aliviar los dolores, el primer y más sencillo remedio consiste en aplicar calor seco. Se le puede poner una bolsa de agua caliente, paños calentados con la plancha o una manta eléctrica.

Sin Comentarios

Alimentos integrales

Escrito por en La salud en el niño

Alimentos integrales, ¿de verdad son tan buenos?

Son ricos en fibra, vitaminas y minerales, pero no conviene consumir demasiados.
Los alimentos integrales son más naturales porque no han sido sometidos a los procesos industriales de refinamiento, descascarillado, blanqueado, etc. Eso les da ciertas ventajas:
El azúcar negro conserva la mayor parte de los minerales (calcio, hierro y magnesio) que ha perdido el azúcar blanco y el mismo o más intenso sabor dulce que éste. Cabe pensar que siendo de mejor calidad podemos permitir que el niño coma la cantidad que desee: craso error. El azúcar negro contiene muchas calorías y también produce caries. Es superior al convencional, pero no hay que abusar de él. El arroz integral mantiene la cutícula o cascara que envuelve el grano; en esta parte del cereal se encuentran los minerales, las vitaminas y la fibra. Aporta menos calorías y la cantidad de fibra por 100 gramos es de 5,5 gramos (el arroz blanco sólo tiene 0,7 gramos). Su único inconveniente es que tarda algo más de tiempo en cocinarse.
El pan negro, las pastas integrales, las galletas y los cereales han sido elaborados con harina procedente del grano completo, por lo tanto, siguen manteniendo una elevada proporción de minerales, vitaminas y fibra.
¿Deberíamos acostumbrar al chico a consumir productos integrales? No existe una respuesta válida para todos, sino que depende de la cantidad de fibra que cada uno consuma con su dieta.
Los que se alimentan a base de productos pobres en fibra (carnes,pescados…) necesitan al menos un producto integral (pan, pasta, arroz…) al día.
Los que consumen legumbres, frutas y verduras no deben comer muchos alimentos integrales porque un exceso de fibra causa problemas digestivos (meteorismo) y dificultades de absorción de hierro y calcio.
Los que prefieren los jugos en vez de la fruta entera y únicamente aceptan verduras y legumbres en puré desaprovechan toda la fibra; habría que ofrecerles al menos un producto integral al día.
Los lactantes alimentados con leche artificial que tienen problemas de estreñimiento pueden consumir una harina integral sin gluten a partir del sexto mes.

Sin Comentarios

El dolor de garganta en los niños

Escrito por en La salud en el niño

Dolor de garganta:
¿Tiene que tomar antibióticos?
uchos resfríos o gripes van acompañados de dolor de garganta. Si están producidos por un virus, el dolor desaparece pronto y sin tratamiento. Sin embargo, conviene observar si el niño presenta los siguientes síntomas: fiebre alta, dolor de garganta fuerte que irradia hacia los oídos, dolor de cabeza y, eventualmente, de barriga, a veces vómitos e hinchazón de los ganglios linfáticos en ambos lados del cuello. También se debe observar si las amígdalas tienen secreciones blancas y placas con una especie de agujeros o criptas. En ese

Sin Comentarios

¿A qué edad necesitan el primer cepillo de dientes?

Escrito por en La salud en el niño

¿A qué edad necesitan el primer cepillo de dientes?

La limpieza dental debe iniciarse con la erupción del primer diente, más o menos a los seis meses.
■ Al principio se pueden frotar las piezas, con suavidad, con una gasa mojada en agua. Debe hacerse después de cada comida (o, como mínimo, una vez al día).
■ También se puede utilizar un cepillo infantil (pequeño, suave). Su empleo es indispensable cuando ya han salido varios dientes (en torno del año).
■ El dentífrico no es necesario hasta que el chiquito sepa escupir (normalmente, a partir de los tres años).
■ Los padres deben encargarse de la limpieza hasta que el niño pueda hacerlo solo. Así y todo, conviene dejarlo manipular el cepillo para que vaya aprendiendo.

Sin Comentarios

Los sintomas de la salmonella

Escrito por en La salud en el niño

LOS SÍNTOMAS:
Después del período de incubación, que oscila entre las 8 y las 48 horas, el paciente tiene fiebre, dolores cólicos y una copiosa diarrea que puede estar acompañada de sangre y mucosidad. En las personas previamente sanas, los síntomas remiten al cabo de unos cinco días. Por el contrario, si el paciente ya estaba debilitado, puede desarrollar una enfermedad grave, con fiebre más alta, fuertes dolores de cabeza, confusión y síntomas neurológicos. Toda persona que haya contraído una gastroenteritis por la ingestión de mariscos, mayonesa, ensaladilla o tortillas poco cuajadas, debe acudir al médico lo antes posible. La infección por salmonellas no requiere tratamiento antibiótico; basta un régimen astringente acompañado de una hidrata-ción adecuada, que consiste en suero oral —este preparado se vende en sobres a los que se debe agregar un litro de agua hervida— o en limonada alcalina. Esta bebida se prepara también con un litro de agua hervida, una pizca de sal, otra de bicarbonato de sodio, dos cucharitas de azúcar y el zumo de dos limones. Aunque el proceso cura en unos pocos días, no debemos olvidar que, a menos que observe meticulosamente las medidas higiénicas preventivas, durante varios meses la persona afectada se transorma en una constante fuente de diseminación.

Sin Comentarios

Next »