Tag Archive 'ayuda tareas'

Ayudar con las tareas en casa

Escrito por en La familia y educacion

Tenemos que darles nuestra aprobación

A los cinco y seis años, una de las grandes necesidades del chico es recibir el afecto y el consentimiento de los adultos. Como su comportamiento es en gran parte imitativo, no le resultará difícil acercarse a aquellos que más admira (sus papas), dispuesto a ayudar en lo que sea necesario. Y se sentirá muy satisfecho de sí mismo (nos complace y nos es útil) si lo animamos a que colabore en trabajos cotidianos sencillos, como llevar un paquete de las compras o pasar el plumero. Es más: se desenvolverá mucho mejor en clase si previamente ha aprendido parte de las conductas de convivencia y cooperación en casa.

Sin Comentarios

Tareas

Escrito por en Los deberes escolares

La elección del momento y del lugar físico donde se hacen los deberes es muy importante. Los deberes deben hacerse en un lugar tranquilo y confortable, donde haya pocas cosas que puedan distraer la atención del niño. Es muy importante que no hayan cerca ni televisores, ni juguetes, ni video juegos, ni otros niños jugando, ni nada, por cierto, que compita de manera tan desleal con la tarea. En cuanto al momento ideal de hacerlos puede ser variable y, por supuesto, debemos escuchar la preferencia y/o necesidad de cada niño y buscar que ésta armonice con las necesidades de la familia. Puede ser acordado con él el horario que se destinará a la tarea, llegando a un arreglo razonable que se cumplirá como se cumplen todos los arreglos. Este es un tema que debe establecerse una vez y por mucho tiempo: no nos embarquemos en la desgastante discusión diaria sobre la hora de los deberes.

Sin Comentarios

Tareas escolares

Escrito por en Los deberes escolares

La finalidad con la cual los maestros mandan deberes para hacer en la casa es la de aumentar el aprovechamiento de los conocimientos recién adquiridos así como promover el sentido de la responsabilidad y que el niño aprenda a trabajar solo.
Sin embargo, con mucha frecuencia vemos cómo esas metas tan nobles no sólo no se cumplen sino que el tiempo de hacer los deberes se transforma en un tiempo de franco malestar familiar, donde abundan los enojos y los desencuentros. En otras ocasiones, vemos que el hacer los deberes es una excusa para estructurar una indeseada dependencia del niño con la madre o el padre, sin los cuales parece no poder realizar tarea alguna.
Tal como está armada nuestra sociedad actual, en la mayoría de los hogares, la tardecita se vuelve la hora del reencuentro familiar luego de una larga jornada de trabajo. Ese tiempo es muy valioso y debe ser aprovechado y disfrutado al máximo para la vida familiar. Invertirlo sistemáticamente en hacer los deberes con el hijo distorsiona los vínculos y el clima familiar.

One response so far