Tag Archive 'separacion'

La separacion

Escrito por en Divorcio

Si bien tu separación fue “civilizada”, reconoces que hubo un antes y un durante que influyeron en el resultado. Cuando se desencadenó el conflicto, el orden y armonía que existían en tu hogar fueron reemplazados por agravios, peleas, reproches, creando un clima familiar adverso. Quizás, alguna observación inoportuna provocó que la balanza con que tus hijas pesaron la separación de sus padres se inclinara a tu favor. Si bien ellas están en edad de emitir juicios, pueden tener una visión distorsionada de los hechos y por eso “suponen” haber perdido el amor a su papá, a quien antes amaban y, como consecuencia, se niegan a verlo. Los motivos que invocan no son reales y con su actitud están provocando un conflicto que puede malograr un buen acuerdo y transformarlo en litigio. Este es un final que no deseas ni puedes permitir. El derecho del padre de visitar a sus hijos menores después de la separación es irrenunciable. Dada la actitud de las nenas, es necesario que apliques toda tu sabiduría para explicarles que en toda separación no hay un solo culpable y que también su mamá tuvo que ver en ella y que tampoco influye en el amor que, como padres, siempre tendrán por ellas. Prueba sugerirles que se acerquen a su papá por el bien de todos, para darle la oportunidad de poder demostrarles lo mucho que las quiere. Finalmente, pídeles que lo hagan por mamá, y si no lo logras, conversa con tu ex con el fin de buscar juntos apoyo psicológico para la familia. No es saludable para las chicas coaccionarlas para forzar un encuentro no deseado. Tus hijas son bastante grandecitas y, con ayuda profesional adecuada, no tardarán en darse cuenta de la situación y así podrán desbloquear el muro que construyeron para excluir a su papá. Un poco de tiempo y comprensión de parte de todos les permitirá llegar a un buen desenlace.
Con respecto a la garantía que te exige tu ex, aunque la aceptes, es imposible avalar una obligación de hacer cuando debe ser cumplida personalmente por un tercero. Por otra parte, no olvides que las cuestiones conexas al divorcio, como la tenencia de las niñas, la cuota alimentaria, etc., están siempre abiertas a modificaciones. En conclusión, no pierdas la oportunidad de concretar el acuerdo si puedes hacerlo.su

Sin Comentarios

Separacion

Escrito por en Divorcio

Frecuentemente el hijo de padres divorciados se encuentra a sí mismo en medio de una lucha por su amor exclusivo, por su lealtad. Sus padres, con más o menos conciencia de la situación no aceptan que el niño pueda querer a sus dos padres o pueda querer estar con ambos. Se esfuerzan entonces por darle información sólo significativa en el ámbito de la pareja, con el afán de que tome partido, de que sepa de qué lado está “el bueno” y de qué lado “el malo”. Esta situación sólo logra sumir al hijo en un conflicto de afectos, lealtades y conceptos que seguramente rebase su capacidad de tolerancia psicológica.
Probablemente habrían otras posibilidades de distorsión en los vínculos familiares luego de una crisis que culmina en divorcio y quienes hayan pasado por ella tendrán real conciencia de los esfuerzos que son necesarios para proteger a los hijos de situaciones que los dañan.
No es poca cosa a todo lo que están sometidos los niños luego de un divorcio y muchos los riesgos. Hay situaciones que favorecen la superación de los riesgos actuando como una protección psicológica en tiempos de crisis. La mayor parte de estos factores de protección tienen que ver con las características de la familia. Uno de ellos es que los padres/madres sean cálidos, afectuosos, apoyadores y que exista una buena relación padres-niños. Ayuda mucho a la superación de los malos momentos que esté constituida toda una red de apoyo familiar que incluye hermanos con quien compartir, abuelos, tíos u otros adultos en quienes se pueda confiar y de quienes se pueda recibir apoyo y cariño. Si el niño tiene áreas fuera de la vida familiar en las cuales su funcionamiento es bueno y su inserción adecuada (escuela, club, iglesia, grupo juvenil, etc.) las cosas tienen más posibilidades de evolucionar bien.

Sin Comentarios

Divorciarse

Escrito por en Divorcio

¿Cuáles son las amenazas?
Pero hay otros ingredientes que acompañan al divorcio que, en efecto, producen daño en el desarrollo emocional de los niños. Ellos son las verdaderas amenazas para los niños que trae el divorcio de sus padres.
Quiero destacar una vez más que estas amenazas son evitables, y con ellas el daño a nuestros hijos.
Uno de los factores más dañinos para la salud mental de los niños es el conflicto y la discordia parental. Por cierto que ni el conflicto ni la discordia entre los padres comienza con el divorcio ni es exclusiva de parejas que se divorcian. Muchas parejas viven tristemente, en situación de discordia por años y es desde entonces que se está dañando el desarrollo de los niños. El riesgo para la mayor parte de hijos de padres en discordia no empieza cuando se separan sino que existe desde que sus padres pelean, desde que se pegan, desde que se humillan, desde que se engañan, desde que se tratan con desamor.
Sería legítimo suponer que el divorcio tendría que representar una solución a una situación matrimonial de infelicidad y discordia. Lamentablemente, con frecuencia nos encontramos con el hecho de que el divorcio viene a ser una prolongación de la discordia preexistente. Son hombres y mujeres que siguen peleando a pesar de no estar conviviendo más: estas parejas no logran divorciarse emocionalmente y permanecen fuertemente unidos por la hostilidad y la pena. Siguen hablando muy mal uno del otro, siguen buscando y encontrando mil pequeñas y grandes maneras de hacerse daño y, con eso, probablemente no se den cuenta que siguen retaceándose la posibilidad de seguir para adelante con una vida que bien podría ser muy diferente. Pues bien, ésta es la situación que daña a los hijos. No lo es el hecho de que sus padres no vivan en la misma casa, lo es el hecho de que sigan peleando sin poder destrabar la situación.

Sin Comentarios